martes, 11 de septiembre de 2012

Necio

Y ahí estaba yo,
sentado, con una necedad mental,
con esa ofuscación maternal,
esos pensamientos que le dan vuelta al cerebro
en forma de cuchillos filosos,
esos que se clavan en medio del mar,
ahí sigo yo,
no hay nada que hacer,
por mas que me digas y me digan,
colmenas de abejas salen de mi boca, y ando detrás de eso
como un animal que no puede cazar su presa,
ahí sigo yo,
como un abejón de mayo, como una luciérnaga apagada,
no hay más que decir,
ni las señas que hago al cielo con mis manos me van a curar,
pero ahí sigo yo,
como una madre necia que recuerda a su hijo que tiene que hacer,
ahí estoy yo,
piso la misma porquería con el mismo zapato, con los mismos ojos,
ahí sigo yo,
solo las ganas de querer gritar me hacen pensar,
ahí sigo yo,
y ahí sigo yo,
terco, necio, malhumorado, decepcionado,
hecho un drama griego, y el héroe dónde está?
ni con un rosario se puede curar,
porque ahí sigo yo,
ni el Dios de mis amigos,
ni el dios del azar,
va quitarme de esto de la cabeza,
que no me deja fantasear,
porque? porque?
porque ahí sigo yo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada