martes, 11 de septiembre de 2012

Místico

Un espíritu en pena
el cual busca camino
ha regresado para encontrar
la luz que alumbre un nuevo destino.

Luz sin sombra
inmutable, me persigue por todas partes
Aléjate y deja en paz
al pobre caminante.

Cúbreme y enséñame
tu plan maestro
exímeme y demuéstrame
¿de qué estás hecho?

¿Qué quieres de mí?
¿Qué quieres que haga?
Ahora que creo en ti
Refleja tus palabras.

Dame una señal
te lo ruego,
que el futuro se aproxima
y no encuentro mi tesoro.

Me asombra cuando no dices nada
Me dejas sin aliento
me haces sufrir
mucho mucho poco poco.

La noche atrapa callada
tal vez no habrá mañana
el camino ciego, y yo
ya no sé lo que quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada